El resultado de la 57a edición del Salone del Mobile.Milano ha sido muy positivo, tanto en términos de afluencia como en referente a la calidad de las relaciones comerciales. Se vuelve a confirmar el gran tirón que tiene esta feria internacional, al igual que su capacidad para suscitar participación y emoción. Tal y como se apreció desde el primer momento en los distintos pabellones, con 434.509 visitantes (procedentes de 188 países) en 6 días.


Estos datos suponen un incremento del 17% frente a la convocatoria de 2016, en la que se celebraron las mismas bienales dedicadas a la cocina y el baño. Y de un 26%, en comparación con 2017. Esta edición demostró, una vez más, hasta qué punto el Salone del Mobile no es una actividad expositiva a secas. El Salone representa la cultura empresarial y la capacidad de trabajar en equipo, de un sector y su entramado creativo y productivo.

“Estamos muy orgullosos del éxito del certamen y de la calidad de los visitantes profesiones de esta edición: nos han confirmado que el Salone del Mobile es “EL” punto de referencia de todo el mundo”, afirma el Presidente del Salone del Mobile, Claudio Luti. “A lo largo de estos días, hemos visto lo mejor en escena. Lo mejor, en cuanto a creatividad, producto, capacidad de innovar y de narrar, a través de unos montajes que poseen toda la potencia evocadora y la magia de las mejores escenografías teatrales. Por consiguiente, ya estamos listos para empezar a pensar en la próxima convocatoria, redoblando los esfuerzos para conservar este liderazgo de identidad y de valores. Y, claro está, para responder a las necesidades que plantean las empresas y el mercado”.

La importancia que tienen el Salone del Mobile y el sector del interiorismo se reconoció, asimismo, a través de la presencia de altas autoridades del gobierno y las instituciones. Todo ello indica hasta qué punto el Salone es una de las locomotoras de la economía italiana, merced a las fecundas relaciones entre las empresas, la ciudad y el territorio circundante que se logran crear todos los años.

En esta edición, la 57a , resonaron más fuertes que nunca el entusiasmo y las ganas de esforzarse de todos los actores involucrados para que el certamen siga destacando en el centro del escenario internacional, de los eventos dedicados al interiorismo y el diseño. 1.841 expositores (el 27% procedente de 33 países extranjeros) se subdividieron entre el Salone Internazionale del Mobile, el Salón Internacional del Artículo Complementario para la Decoración, EuroCucina y el Salón Internacional del Baño. A su lado, se presentaron los 650 diseñadores de menos de 35 años de SaloneSatellite: tres de ellos fueron galardonados con el SaloneSatellite Award. ¿La próxima cita? ¡En Milán! En la edición que tendrá lugar del 9 al 14 de abril de 2019.