Finaliza un año atípico y esperamos ansiosos el 2021, con la esperanza de poder olvidar todo lo malo y quedarnos con lo bueno: la importancia de aquellos detalles que, hasta no hace mucho, pasaban desapercibidos. Deseamos que el próximo año sea mejor y que la magia de la luz nos permita ver y valorar todo lo bueno que nos rodea.