El salón es la estancia de la casa donde probablemente pasarás más tiempo ¿Es así? Hace años, las cocinas que eran las estancias más grandes de la casa, era donde más tiempo se pasaba; en familia, relajándose, comiendo, haciendo distintas tareas, etc. Ahora en cambio, la cocina ha pasado a un segundo o incluso tercer plano, y el salón junto con las terrazas han cogido un gran protagonismo. Párate a pensar un poco, ¿cuántas cosas haces en el salón? Seguro que como nosotros, has logrado llenar la mano de derecha de distintas ideas. Por este motivo, porque pasamos mucho tiempo en él y lo hacemos de distintas maneras, hay que cuidar la iluminación.

 

 

Una buena iluminación y acorde a los usos que vayamos a darle a nuestro salón, hará que disfrutemos el doble. A continuación te damos algunos consejos para iluminar el salón como se merece:

  • Piensa cómo vives o cómo quieres vivir el Salón y sabrás cómo iluminarlo. Por ejemplo, si ves mucho la televisión deberás usar una luz indirecta y suave, para que la luz de la televisión tenga todo el protagonismo.
  • La luz general del salón deberá ser luz indirecta, regulable, cálida y suave. Si en el salón hay zona de comer, la luz deberá ser totalmente diferente; más blanca y por ejemplo, encima de la mesa de comer con varios puntos de luz sobre ella.
  • Lámparas de apoyo. Las podrás usar cuando todavía hay algo de luz o cuando vas a ver la televisión y/o leer. Si la colocas al lado del sofá le darás mucho uso además de un toque cálido.
  • Iluminar las zonas de almacenaje. Si se diera el caso de que en el salón tienes alguna vidriera o estantería iluminarlos con luz directa podría ser una buena opción para darle un aire distinto. En este caso, te recomendamos usar luz led para olvidarte de la factura.
  • Mezcla de estilos. Elige bien las lámparas y no tengas miedo a la hora de mezclar estilos. Divide el salón visualmente según los usos que vayas a darle y haz lo mismo con la iluminación, un tipo de luz y de lámpara para cada espacio.
  • Jugar con la simetría y la repetición puede ser un buen truco para dotar al salón de una mayor personalidad.

 

 

¿De todas los trucos que os hemos contado cuál pondrías ya en práctica?