Pequeño… Muy pequeño! Con un diámetro de apenas 26 mm, este foco LED es igual de pequeño que una moneda de 2 euros. De ahí su nombre: 200Céntimos. Pero también potente… Muy potente!

Con una intensidad de luz de 750 lúmenes, 200Cent de Brick in the Wall, es más potente que un foco halógeno convencional de 50W… y hasta un 88% más económico. Y todo ello con la mejor calidad: una perfecta consistencia de color (2 pasos MacAdam), para que nunca aprecies diferencias de color entre los distintos focos. También una excelente representación de color (CRI 92) que asegura que todos los objetos resalten de forma natural.

¿Pequeño y potente? Es posible: 200Cent es una combinación óptima entre una excelente tecnología y un diseño minimalista.

… ¡y además es muy bonito!

¡Descubre aquí la gama de 200CENT ROUND!